La Modernidad Liquida En Las Organizaciones Ampaigimferrer

La modernidad líquida en las organizaciones

Los conceptos de Bauman son ya una realidad, conforman el entorno social en el que las organizaciones se mueven y están sumergidas. Algunas pymes y empresarios creen que esto no les repercute en su modelo de negocio. ¿Te suenan estas frases? “a nosotros las cosas nos funcionan bien como lo hemos hecho siempre”(Twittea) “nuestro modelo de negocio es clásico, no necesitamos innovar” (Twittea) “la propuesta de valor no tiene margen de evolución(Twittea). Frases típicas y, que reconozco, me gustaría escuchar menos de lo que acostumbro. Pero la realidad es que al entorno y a las nuevas reglas del consumo ninguna organización escapa (Twittea), por lo que no adaptarse o, ni tenerlo en cuenta, sin duda tendrá consecuencias negativas, en muchos casos devastadoras.

Desde este espacio, quiero hacerle un humilde homenaje al sociólogo y filósofo Zygmunt Bauman, fallecido el pasado mes de enero, adaptando una pequeña parte de sus conceptos y pensamiento, al mundo de las organizaciones. Ideas que, de una forma u otra, trabajo con las personas, los equipos y las organizaciones constantemente.

Modernidad Líquida / Sociedad Líquida: define el estado líquido y volátil de la actual sociedad, donde la incertidumbre y la velocidad de los cambios son constantes.

Bauman nos deja ‘perlitas’ como estas:

“Lo que antes era un proyecto para ‘toda la vida’ hoy se ha convertido en un atributo del momento. Una vez diseñado, el futuro ya no es “para siempre”, sino que necesita ser montado y desmontado continuamente(Twittea)

El arte de romper relaciones y salir ileso de ellas supera ampliamente el arte de componer relaciones(Twittea)

“Practicar el arte de la vida, hacer de la propia vida una “obra de arte” equivale en nuestro mundo moderno líquido a permanecer en un estado de transformación permanente(Twittea)

Con nuestro culto a la satisfacción inmediata, muchos de nosotros hemos perdido la capacidad de esperar(Twittea)

Consideraciones a tener en cuenta en las PYMES:

  • Necesidad de un liderazgo lo más repartido posible y ultra-comunicado.
  • Necesidad de espacio para la innovación
  • Revisión de las ideas y proyectos a corto plazo, y a poder ser, habitualmente. El largo plazo pasa a mejor vida.
  • La organización la forman todas las personas y todas tienen gran capacidad de aportación. (Twittea)
  • A más confianza, más posibilidad de que los colaboradores aporten todo su potencial como personas y profesionales. (Twittea)
  • Se necesita autoconocimiento organizacional y personal para lidiar con el nuevo paradigma líquido, (Twittea) donde la incertidumbre y el cambio son constantes y necesitan de respuestas rápidas. Si no sabemos quiénes somos es fácil bloquearse o dejarse llevar por las circunstancias, aunque nos alejen de nuestra esencia.
  • La identidad organizacional es la parte más sólida de la organización. (Twittea)
  • Existen procedimientos, aunque estos no inmovilizan a la organización.
  • El cambio repercute en el cliente, que busca novedades constantemente.
  • Es preciso desarrollar la capacidad relacional de los individuos, dejar atrás el paradigma competitivo para pasar a conectar, cooperar y colaborar. Juntos se piensa mejor y se llega más lejos. (Twittea) Esto vale para relacionarse con todos los actores con los que se relaciona la organización: trabajadores, colaboradores externos, clientes, proveedores, organizaciones del mismo sector, etc…
  • Es necesario contar con el mayor número de personas implicadas para marcar objetivos.

Estas son las consideraciones más relevantes, si consideras que para ti hay alguna más, compártelas con nosotros a través de los comentarios.

Y si lo has encontrado de tu interés, comparte 😉

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás Kit "Plan Infalible para conseguir tus Objetivos" compuesto por: Plantilla autorellenable y archivo explicativo paso a paso.

Deja una respuesta